jueves, 16 de julio de 2009

Y ahora......


........ Dejaré mis huellas en la arena.

“Siempre existe en el mundo una persona que espera a otra, ya sea en medio del desierto o en medio de una gran ciudad. Y cuando estas personas se cruzan y sus ojos se encuentran, todo el pasado y todo el futuro pierde su importancia por completo, y sólo existe aquel momento y aquella certeza increíble de que todas las cosas bajo el sol fueron escritas por la misma Mano. La Mano que despierta el Amor, y que hizo un alma gemela para cada persona que trabaja, descansa y busca tesoros bajo el sol. Porque sin esto no habría ningún sentido para los sueños de la raza humana”

miércoles, 15 de julio de 2009

Sin más!!

Odio la realidad, pero es le único sitio donde se puede comer un buen filete. (Woody Allen)


lunes, 13 de julio de 2009

Indispensable.

Nadie conoce su propia fuerza mientras no se ha encontrado con la necesidad.

(Ben Johnson.)

A menudo nos quejamos demasiado, nunca estamos satisfechos con lo que tenemos y queremos mucho más, sin tener en cuenta el valor de las cosas que nos rodean. En ocasiones el nivel de exigencia es tan alto, que ni siquiera estamos valorando si lo que tenemos es suficiente, sencillamente queremos algo mejor y punto.

Un día paseando con una amiga, le comente un problema que en ese momento me parecía importante, y me dijo; ¿y te quejas por eso? y le conteste, supongo que será porque no tengo verdaderos problemas en los que pensar.

Se entiende que una necesidad es la carencia de algo "indispensable" para la vida, si nos parasemos a pensar lo que tenemos y lo que realmente necesitamos nos sentiríamos, sin lugar a dudas más dichosos y mucho más felices. Probablemente el que no tiene nada sea mucho más feliz que nosotros, porque sabe valorar lo que recibe!

Yo hoy necesito un abrazo y lo necesito de verdad, porque tengo un problema real, necesito dormir más y dejar de sentirme culpable!

video


Necesito de ti de vez en cuando,
de ti de vez en vez,
sin ti de cuando en cuando.

Necesito tomar parte de la luz,
una inyección de corazón,
un beso donde quieras y un vasito de cerveza.

(Y esto también lo necesito, pero puede esperar).



Aquellos maravillosos años.

Hoy ha sido un día especial. La primera decisión tras despertar ha sido la de bajarme al pueblo a comer. Cuando he llegado a casa, he ido a ver a mi padre a su cuarto y la verdad es que de una vez para otra noto como va perdiendo las ganas de luchar por seguir en esta jodida vida que le ha tocado vivir. Me siento egoísta, pienso que debería ser menos desprendida y pasar más tiempo en casa, quizás no serviría de mucho, pero se me parte el alma, cada vez que mi padre me pregunta, te quedarás a dormir? y no es así. Mis visitas cada vez son más fugaces.

Si hay una cosa de la que mi padre siempre se queja, es de que las niñas ya no vienen tanto a vernos, así que me he ido al pueblo de mi hermana y con la excusa de la piscina, les he propuesto bajar a ver a los abuelos después, han accedido gustosamente y desde ese momento, yo he pasado a ser una niña más.

Hemos estado en el agua hasta salir arrugadas, sigo conservando mi habilidad para hacer volteretas. Me sienta un poco peor que me salpiquen aunque al menos todavía sumerjo la cabeza dentro del agua sin miedo a perder el moldeado.

Hemos merendado bocadillo de Nocilla y galletas con mantequilla y azúcar. Jugado al aro y al calderón. Y cuando la tarde estaba a punto de terminar, me han ofrecido unos libros para llevar al Sahara y cuál ha sido mi sorpresa cuando he visto este.


Casi puedo asegurar que este fue mi primer libro de lectura, he ido pasando páginas y mi sobrina alucinaba de como todavía me podía acordar de lo que iba pasando hoja por hoja, pasé muchas tardes con Borja (cuya madre olía a manzana) y su osito Pancete, que jugaban a los piratas y su tesoro eran los lápices de colores y las bolas de cristal, cuando lo encontraban siempre lo celebraban cantando una canción:

Por el mar de las Antillas
anda un barco de papel.
Anda y anda el barco, barco,
sin
timonel.
Pasan islas, islas, islas,
muchas islas, siempre más,
anda y anda el barco, barco,
sin descansar.

Sin duda ha habido otros libros que marcaron mi infancia, como "Fray Perico y su Borrico", uno que no recuerdo como se llamaba pero era de dibujar números y que de vez en cuando me propongo rebuscar por algún viejo cajón para encontrarlo y "La Biblia", me la regaló mi padre porque la necesitaba en el colegio, fuimos a comprarla juntos y yo elegí la que más me gustó. Algunas noches la leía, pero otras muchas, cuando oía a mi padre llegar, la cogía y hacía que estaba leyendo, me daba el beso de buenas noches y se iba tan orgulloso. Ahora la que va a su cuarto a darle el beso soy yo y me voy tan orgullosa como se iba él, aunque cada vez me cuesta más mantener la sonrisa al alejarme.

video

viernes, 10 de julio de 2009

Sueños que matan y muros inútiles.

Cada vez empiezan su trágico viaje desde más abajo. Primero fue Marruecos, luego Mauritania, ahora Senegal. Cuanto más lejos botan las pateras y cayucos, más posibilidades de morir. Mientras tanto, nosotros levantamos vallas, ponemos patrulleras, reclamamos la presencia de la Armada, pedimos a la Unión Europea que haga algo. Pero todos los esfuerzos represivos y defensivos parecen inútiles: es como intentar contener el agua del mar entre las manos. Europa es un castillo fatalmente sitiado, una pequeña isla en mitad de un océano de desesperanza. ¿Alguien cree de verdad que podemos defendernos de su necesidad? Son muchos, cada día son más y están dispuestos a intentarlo una y otra vez hasta perder la vida. Que es lo único que tienen. O casi lo único.

África es un continente trágico y en muchos sentidos agonizante. La sequía que actualmente padece ha agravado una situación ya de por sí límite y ocho millones de personas corren un riesgo crítico de morir de hambre. Sin duda los inmigrantes vienen espoleados por la miseria y la hambruna, pero no es sólo eso lo que les moviliza. Porque estos sórdidos viajes hacia las costas españolas suelen costar bastante dinero: al parecer, y dependiendo del barco y de la ruta, cada individuo paga entre 600 y 3.500 euros al traficante. Son sumas respetables, sobre todo en el contexto africano. En los pueblos de origen de donde provienen los inmigrantes tal vez hubieran podido invertir ese dinero en otra cosa. En el comienzo de un pequeño negocio, por ejemplo. No, no es sólo el hambre, ni la necesidad más elemental, lo que hace que estos desheredados de la Tierra se lancen a una aventura tan peligrosa. Yo creo que lo que de verdad les mueve es el ideal, el sueño rutilante del paraíso europeo, el brillo cegador de nuestra confortable sociedad de ricos, tal y como la adivinan en la televisión y en las películas.

Son esas quimeras, esa visión de un mundo sin duda mejor que el suyo, pero al que además la distancia dota de un carácter edénico, lo que envenena a los inmigrantes africanos.

“Seguirán viniendo y seguirán muriendo, porque la historia ha demostrado que no hay muro capaz de contener los sueños”.

video

martes, 7 de julio de 2009

Vaivenes.

Cada existencia tiene sus vaivenes, que es como decir sus pormenores. El tiempo es como el viento, empuja y genera cambios. De pronto nos sentimos prisioneros de una circunstancia que no buscamos sino que nos buscó. Y para liberarnos de esa gayola es imprescindible pensar y sentir hacia adentro, con una suerte de taladro llamado meditación. De pormenor en pormenor vamos descubriendo el exterior y la intimidad, digamos el milímetro de universo que nos tocó en suerte. Y sólo entonces, cuando encontramos al muchacho o al vejestorio que lleva nuestro nombre, sólo entonces los pormenores suelen convertirse en pormayores.

(Mario Benedetti, Vivir adrede).

Si hay algo que me caracteriza es la cantidad de vueltas que puedo darle a las cosas, yo creo que en cierto modo es porque tengo mucho tiempo para pensar, una mente un poco compleja, quizás algo de inseguridad y mucho que aprender y descubrir.

Estoy últimamente "rarita", realmente nadie lo nota, pero la procesión va por dentro. Me encuentro bien, pero me siento en un estado de tensión e inconformismo.

Creo que es debido a qué últimamente estoy perdiendo la ilusión por algunas cosas! Y eso me parece desolador, porque lejos de pensar que el amor es el motor del mundo, yo creo que lo que mueve el mundo son la ilusión y los ideales, y yo estoy flojeando un poco en cuando a ilusión!!
Llevo tiempo pensando que necesito un cambio, no sé si parcial o radical, pero un cambio!! ¿De trabajo, (con los tiempos que corren)? ¿De ciudad, de país? Este es el momento!

Ojalá nunca perdiéramos la ilusión que tenemos cuando somos niños! No tengo miedo al futuro (es más bien curiosidad), no añoro el pasado (ha estado bien), me gusta mi presente, pero también los retos y aquí ya no hay de eso!

"Soy tan bipolar que en un deshielo me congelo el corazón y me arde el cielo de la boca... Hace ya un tiempo que voy pintando canas al aire y en el corazón...nunca me gestiono a largo plazo la ilusión..."

(Alberto Alcalá, Huelga de sinónimos.)

video

miércoles, 1 de julio de 2009

Despedidas.

Hoy ha sido un día de despedidas, casi enlazadas, una por una, a veces la vida es un poco cruel, pero no estoy para nada triste, me quedo con lo bueno y con la sensación de que si no lo hubiera sido ahora no estaría escribiendo estas líneas. Si fuésemos capaces de saber cuándo y dónde volveremos a encontrarnos de nuevo o incluso si volveremos a encontrarnos alguna vez, nuestra despedida sería más tierna. Pero es duro cogerle cariño a alguien, para tener que echar después de menos.

Cuando se acerca una despedida quisiera poder decir algo inteligente, sentirme cómoda, sonreír sin fingir, fingir un poco más que no me duele pensar que esto ha sido todo, pensar que esto no es un adiós sino un hasta luego, pero la verdad es que no sé ni que sentir, .... no sé decir adiós, odio las despedidas, quizás porque ya me he despedido demasiadas veces.

Prefiero pensar que las despedidas son necesarias para volver a reencontrarse. Y un reencuentro, después de un momento o después de toda una vida, es algo inevitable si somos amigos de verdad o podemos llegar a serlo. No pido nada, no creo que quiera nada más, pero si me gustaría permanecer en el recuerdo y por supuesto mantener el contacto.

Sólo espero veros por aquí antes de que sea demasiado tarde, porque no quiero desprenderme tan fácilmente de mis amigos.
Me hiciste una pregunta, te di la respuesta, estaba en la tarjeta! 





video
ZIA: Un nudo en ti.